Diferencias entre un consultor de imagen y un personal shopper.

Fecha

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

 

 

Dentro del mundo de la imagen y la moda hay muchos conceptos. Muchas veces ocurre que, si no los tenemos claros, no somos capaces de diferenciarlos o simplemente mezclamos o no identificamos las funciones propias del cargo.

Por un lado, tenemos el puesto de consultor de imagen y por el otro, el de personal shopper. Es cierto que ambos profesionales deben tener los mismos conocimientos en Iconología (líneas, formas, volúmenes y color), en estilismo en el vestir, en comunicación no verbal, de las siluetas masculinas y femeninas…etc, y ambos profesionales suelen realizar las dos labores en la misma empresa.  La diferencia fundamental radica en la manera de trabajar.

Un consultor o  asesor de imagen se va a encargar de estudiar la imagen del cliente desde dos planos: la imagen que proyecta y la que desea proyectar.  Por un lado, en la imagen que proyecta podremos analizar variables como su tipo de silueta y complexión, tonalidad cromática y tipo de rostro, y cualidades que el cliente transmite en ese momento, como su manera de caminar, el volumen y la entonación de su voz, su lenguaje corporal y su expresión no verbal, etc. Una vez que ya se tiene pleno conocimiento de la imagen actual del cliente, se comienzan a trabajar las cualidades que se desean proyectar, una por una. Por ejemplo, se propondrá una paleta de colores que refleje sus valores, se seleccionarán una serie de prendas que favorezcan al cliente y además con las que trasmita las cualidades que desea mostrar, etc.

 

Cuando el cliente aprueba la propuesta de su nueva imagen, normalmente suele contratar los servicios de un personal shopper.  La figura del personal shopper se encarga exclusivamente de crear una ruta de tiendas y seleccionar las prendas que más favorecen al cliente según sus líneas, formas, volúmenes y colores, y dentro del estilo del cliente sin tener en cuenta la imagen que desea proyectar. El asesor de imagen se encarga de crear y desarrollar una nueva imagen a proyectar y el personal shopper se encarga de adquirir las prendas propuestas por el asesor de imagen atendiendo a las necesidades del cliente.

 

Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en el sitio web.